EXPERIENCIA
Telemedicina | ELMA doctors | octubre 2019-hoy
Pediatra urgencias | Paidodex | 2019
Investigadora predoctoral| UB-Cellex-IDIBAPS | 2014-2019

Docente de cuidados paliativos y tanatología / Instituto Mexicano de Tanatología (2011-2012)
Pediatra | Centro de Rehabilitación Infantil Teletón | 2010-2012

Pediatra en Hospital Star Médica Infantil Privado y Hospital ABC (México) (2010-2012)

EDUCACIÓN
Doctorado en Medicina | 2019 | Universidad de Barcelona
Cum Laude
Máster en Fisiología | 2013 |Universidad de Barcelona
Premio Extraordinario de Máster
Especialista en Pediatría| 2010 |Universidad Nacional Autónoma de México
Médico Cirujano| 2006 |Universidad Anáhuac de México

EDUCACIÓN COMPLEMENTARIA
Summerschool on Medicine Research and Development | 2018 | EURORDIS
Diplomado en Cuidados Paliativos | 2010 | Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada
Diplomado en Nutrición Infantil | 2010 | Colegio Latinoamericano de Educación Avanzada

Autora de artículos científicos, colaboradora el libros de fisiología mitocondrial.

 

Soy una mezcla de tímida, valiente, socialmente inadecuada, nerd y muy entusiasta. Soy de las que hacían un poco más de tarea de la que me dejaban en la escuela, de las que se quedaban en casa a leer en lugar de ir a una fiesta.

Siempre quiero ayudar a quien (o que) lo necesite y me frustro por no poder cambiar el mundo a pesar de poner todo mi empeño en ello. Mis maestros de medicina me enseñaron la ciencia que nos permite curar enfermos y salvar vidas, pero el arte de ser el médico me lo ha enseñado cada paciente, cada día.

La vida y mis propios intereses me llevaron a centrarme en la atención de niños con diagnósticos difíciles y pronósticos sombríos. Aprendí que no siempre se puede curar, que salvar vidas es más bien una licencia poética que nos hemos tomado los médicos a hombros de los científicos que han podido desenmarañar y modificar nuestra propia naturaleza.

Gracias a una niña muy especial, descubrí la medicina mitocondrial. No sé si fueron las incertezas en su diagnóstico o la física exacta que mueve a la maquinaria energética celular. Pero la científica en mi revivió, más entusiasta, más “matada” y más decidida que nunca a acompañar a mis pacientes en la búsqueda de un diagnóstico, una razón y de una sostenida mejoría.

Sueño con ser un médico a la vieja usanza, de los que entran a la casa de sus pacientes, se toman un té, los conocen, los estudian, los confortan, y le dedican alma, mente y cuerpo en la búsqueda de la salud. Pero siendo los tiempos los que son, en los que podemos acortar distancias e ignorar fronteras, he decidido empezar por aquí.

SUBIR